Niñ@s abandonados de buenos padres

  Por Isabel Fernández del Castillo   Han pasado varios días y aún lamento no haberme acercado a aquella niña, lamento no haberme sentado junto a ella y haberle dicho que yo sí la veía, que era valiosa y maravillosa, y que merecía ser tenida en cuenta. La niña triste de la que hablo no…